Gabriel Silber: "El que viene a trabajar debe tener un contrato"
14.08.2017

Dice que las autoridades actúan con ligereza al aplicar las normas. “Es una trampa pensar que tal cantidad de migrantes llega en condición de turistas”, afirma.


Una mayor regulación en materia de inmigración y la necesidad de una definición en torno a la política que tendrá Chile en este ámbito son los puntos que deben ser solucionados según el diputado DC Gabriel Silber. El integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja también analizó el explosivo aumento de las visas temporales.

¿Qué dificultades enfrenta el sistema?

Aquí hay una ligereza de las autoridades administrativas de Extranjería respecto de los estándares de la condición migratoria de algunos extranjeros.

¿Cómo se soluciona?

Primero, debemos aplicar el criterio de reciprocidad, en términos de que en otros países se elevan los estándares migratorios exigiendo su condición laboral antes de viajar. Segundo, en nivel administrativo hay una ligereza en la interpretación de nuestras autoridades migratorias respecto de como aplican las normas.

¿Por qué?

Obviamente, no se condice la mano ancha para otorgar las visas temporales, con la baja constante de los permisos que deben tener un contrato de trabajo. Es una trampa que nos ponemos el pensar que tal cantidad de migrantes llega en condición de turistas a Chile. Es necesario regular, pero lo esencial es una política migratoria que se haga cargo de aplicar la ley en los términos que existen. Esto es, el turista es turista, y el que viene a trabajar debe tener un contrato de por medio.

¿Cómo ha sido el rol del gobierno en este tema?

Más que una discusión técnica legislativa es una decisión de cuál es nuestra política pública en términos migratorios. Allí, veo que el gobierno no ha sido claro. No es una discusión legal, debemos tener claridad sobre si habrá una ley más restrictiva o una normativa que va a fomentar al final del día la migración. Ha jugado (el Ejecutivo) en esa ambigüedad. Mientras no seamos claros de cómo aplicaremos la norma o cómo vamos a cambiar en el futuro la política migratoria, nos haremos una trampa en solitario.

¿Qué se debe hacer?

El gobierno debe sincerar a la brevedad en el Congreso cuál es su política en esa materia y eso se hace enviando un proyecto de ley. La falta de regulación se presta para trata de personas, para que mucha gente esté en condiciones laborales precarias. Estamos torciendo la ley, abusando de la vía de que las personas que vienen y declaran ser turistas, a sabiendas de que todos sabemos que llegan a buscar empleos y otras oportunidades. Al final del día, esta situación anómala e irregular se presta para precarizar el empleo, explotación sexual y otros abusos de los cuales son víctimas los migrantes.

¿Está de acuerdo con la interpelación al ministro Fernández?

Hubiera preferido otra alternativa. Pero como país necesitamos discutir con profundidad y mayor consistencia la política migratoria. No podíamos seguir sacándole el bulto a este tema.


Fuente: La Tercera