Precarización del trabajo en Chile lleva al INE a medir informalidad laboral por primera vez
19.01.2018

Desde hace algunos años que el empleo por cuenta propia ha ido ganando terreno. Por esta razón, y también siguiendo las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) incluirá a partir del 31 de enero en su boletín de empleo mensual datos sobre informalidad laboral.

Además, en forma trimestral el organismo analizará y tomará en cuenta los componentes que inciden en la evolución del número de ocupados informales según sexo, sector económico, tramo etario, incorporando también una mirada regional.

Si bien hasta ahora el INE no recoge cifras precisas sobre informalidad, sí ha ido incorporando una serie de datos sobre calidad del empleo. Por ejemplo, para el trimestre móvil septiembre-noviembre del 2017 había en el país 1.859.723 personas trabajando por cuenta propia. Claramente, no todas esas personas pueden ser consideradas informales. Sin embargo, los datos sobre calidad del trabajo algo indican: del total de empleos por cuenta propia, 395.165 trabajan en la vía pública. En lo grueso, se trata de empleos que se consideran precarios al tener un ingreso bajo en comparación con los asalariados y no contar, en la mayoría de los casos, con cotización previsional. Además, 348.960 personas sin contrato se desempeñan en su propio hogar, trabajos que podrían ser considerados de baja calidad en un 90% de los casos, según Cecilia Cifuentes, directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros del ESE de la Universidad de los Andes.

Esta última categoría no incluye a quienes, desempeñándose de manera independiente, cuentan con una oficina, local, taller o fábrica anexa a su hogar, quienes suman más de 200 mil personas.

Alza de 8 puntos porcentuales

Desde 2010 -cuando hay datos comparables- el empleo por cuenta propia que se realiza en la vía pública o en el propio hogar ha crecido un 22,3%, pasando de 608.266 personas a 744.125 personas. Sin embargo, el salto más grande en ambas categorías se dio en el último año. Entre el trimestre septiembre-noviembre de 2016 y el mismo periodo de 2017, las personas que trabajan en la vía pública o en su casa crecieron 10,7%.

Cecilia Cifuentes valoró los datos que incorporará el INE desde fines de este mes y comenta que el empleo por cuenta propia y la informalidad no son perfectamente comparables, ya que, por una parte, podría haber empleo por cuenta propia formal, que equivale a emprendimientos legalizados, y por otra, asalariados informales.

“Es razonable pensar que el número de trabajadores informales sea incluso superior a los trabajadores por cuenta propia”, afirma la economista.

El economista de Clapes UC Juan Bravo también celebró las modificaciones metodológicas del organismo estadístico, ya que considera que el trabajo por cuenta propia ha ido ganando terreno: “Aunque no es el único tipo de empleo donde existe informalidad, sí es una categoría ocupacional que presenta niveles de informalidad relativamente altos en comparación a los dependientes o los independientes empleadores”.

Juan Bravo asegura que para el futuro de los cuenta propia “es clave una legislación que propenda el cumplimiento tributario en vez de complicarlo, que permita adaptabilidad y acuerdos laborales; en definitiva, un ambiente amigable para el emprendimiento”.

F. Gattavara y I. Barrios

Economía y Negocios

El Mercurio


Fuente: Economía y Negocios