El nuevo escenario que se configura con el aumento de los pensionados
22.01.2018

El año pasado se sumaron 141 mil jubilados al sistema, lo que significó un crecimiento de 8,7% respecto del número que se pensionó en 2016. Esta tendencia, estiman los expertos, irá en aumento. Jacqueline Balbontín, Soledad Masalleras y Paulette Irarrázaval entregan sus impresiones sobre los desafíos que significa el crecimiento de este segmento.  


¿Qué políticas públicas cree que debieran tomarse para abordar el creciente número de jubilados?

“Tendría un impacto positivo contar con más incentivos por parte del Estado para que los chilenos retrasen su jubilación. Lo anterior está en la propuesta de reforma previsional del Gobierno, que incluye crear incentivos tributarios a las firmas para promover el ahorro previsional voluntario colectivo de sus trabajadores. Así, las personas podrían acceder a mejores pensiones y por más años”.

“En paralelo, la empresa privada puede crear sus propios incentivos a través de una mayor flexibilidad laboral para sus colaboradores e impulsando una educación financiera temprana. Lo cierto es que cada vez hay menos jubilación anticipada, lo que tácitamente quiere decir que aún existen oportunidades laborales en el mercado para este grupo”.

¿Cómo ve el tema de las cotizaciones entre las emprendedoras? ¿A qué atribuye que muchas veces opten por no cotizar?

“Uno de los grandes problemas que enfrentan las empresarias a la hora de pagar su cotización es que muchas veces a fin de mes se ven apretadas por el flujo de caja, por lo que priorizan el negocio antes que el propio ahorro. Asumirlo implica integrarlo como costo directo dentro del servicio, lo que hace que sean menos competitivas mientras no sea obligación para todos. Otro tema son las lagunas y el límite de edad para cotizar”.

“Las emprendedoras muchas veces optan por postergar la decisión de cotizar debido a que no visualizan una pensión acorde a su realidad, por lo que prefieren invertir ese dinero en potenciar su negocio y así lograr a la larga, una mejor tasa de retorno que la propuesta por un potencial plan de AFP”.

¿En qué medida el aumento en el número de pensionados es un desafío para el crecimiento económico del país?

“Si se reduce la fuerza laboral podría decaer la capacidad productiva, lo que se suma al debate actual respecto a la sostenibilidad de las pensiones. Además, el envejecimiento de la población genera un gasto mayor en salud”.

“Desde las políticas públicas se debe abordar la caída del número de personas que trabajan respecto de los que no lo hacen. En ese sentido, la inserción laboral puede potenciarse por proyectos colaborativos en que los pensionados ofrezcan sus servicios a firmas que los requieran. Existen buenas experiencias de adultos mayores que extienden parcialmente su vida laboral o que realizan actividades de entretención y deporte, que son promovidas por las cajas de compensación y que mejoran su calidad de vida”.


Fuente: El Mercurio