Chile se encuentra entre los países con rentabilidad más baja dentro de países OCDE
20.10.2017

La rentabilidad de los países que pertenecen a esta organización alcanzó el 2,4% durante 2016.


La rentabilidad de los fondos de pensiones fue del 2,4 % en el conjunto de la OCDE en 2016, con notables diferencias entre el 8,3 % en Polonia o el 8,1 % en Irlanda en un extremo y el resultado negativo de Islandia (-0,3 %), México ( 0,4 %) y República Checa (-1,2 %) en el otro. Así lo mostró un informe dado a

Junto a Polonia e Irlanda, obtuvieron las mejores remuneraciones entre diciembre de 2015 y de 2016 los fondos en Holanda (7,2 %), Eslovenia (6,9 %), Dinamarca (5,9 %), Suecia (4,9 %), Hungría (4,8 %), Grecia (4,3 %), Finlandia (4 %) y Canadá (4 %), explicó hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según el informe, que abarca 81 Estados, las rentabilidades más bajas se constataron en Australia (1,9 %), Chile (1,5 %), Estonia (1 %), España (1 %), Portugal (0,6 %) y Letonia (0 %), además de los tres citados países con resultados negativos.

Fuera de la OCDE, donde mejor se comportaron los fondos el año pasado fue en Armenia (9 %), la República Dominicana (7,6 %), Croacia (7,6 %), Perú (7,6 %), Brasil (6,5 %), Costa Rica (6,4 %), Macedonia (6,1 %), Serbia (5,8 %) y Rusia (5,4 %).

En el otro extremo, perdieron dinero los fondos de pensiones en Guayana (-0,2 %), Hong Kong (-0,3 %), Mauricio (-2,4 %), Egipto (-2,7 %), Malawi (-4,8 %), Nigeria (-5,7 %) y Surinam (-17 %).

En la OCDE, el valor de los activos en sus manos llegó a un récord histórico en 2016 con más de US$38 billones, con lo que se recuperaron las pérdidas acumuladas desde la crisis financiera de 2008.

Estados Unidos, con 25,1 billones de dólares, representó por sí solo un 66% del total, que suponen un 134,9 % del producto interior bruto (PIB), porcentaje notablemente superior a la media de la OCDE (49,5 %) y al que había en ese mismo país en 2006 (117,9 %).

Más peso relativo que en EE.UU. tuvieron todavía en Dinamarca (209 %, frente al 136 % en 2006), Holanda (180,3 %, frente al 116 % diez años antes) y Canadá (159,2 %, frente al 122 %).

Igualmente, estaba por encima de la media de la organización Chile (con un 69,6 % del PIB en 2016, tras el 57,5 % en 2006).

Netamente por debajo se situaban otros grandes países como México (16,7 % en 2016), España (14 %), Francia (9,8 %), Italia (9,4 %) o Alemania (6,8 %). La lista la cerraban Turquía (4,8 %), Hungría (4,3 %), Luxemburgo (2,9 %) y Grecia (0,7 %).


Fuente: Pulso