Según el Global Startup Ecosystem Report 2017:
Ecosistema de emprendimientos santiaguino tiene un valor de US$ 480 millones
23.10.2017

A nivel latinoamericano, la capital chilena está sobre la Ciudad de México, cuyo mercado asciende a US$ 184 millones, pero es superada por Sao Paulo, con US$ 3.450 millones.  


Si bien se ha intentado de diversas maneras descentralizar el emprendimiento en Chile, lo cierto es que es claramente Santiago la ciudad que mayor cantidad de emprendedores y empresas aglutina. Y es ese ecosistema justamente el que analizó el Global Startup Ecosystem Report 2017, desarrollado por Startup GeNome y que entrega una visión de los mayores hubs de emprendimiento a nivel mundial, midiendo diversas características.

En el caso de la capital chilena, el informe asegura que la ciudad no alcanza a estar entre los 20 mayores ecosistemas del mundo y que es el hogar de entre 500 y 700 startups activas, que juntas tienen un valor de mercado de US$ 480 millones. La cifra es bastante lejana al promedio mundial de US$ 4.100 millones que muestra el reporte y palidece también frente a Sao Paulo, pues la ciudad brasileña cuenta con un mercado compuesto por entre 1.600 y 2.900 compañías valorizadas en US$ 3.450 millones.

A nivel latinoamericano, sin embargo, Santiago supera a Ciudad de México, que cuenta con un ecosistema valorizado en US$ 184 millones, gracias a un total de entre 350 y 650 compañías. “Los resultados de este índice sirven para darse cuenta de que en el caso específico de Santiago -que concentra la actividad en emprendimiento e innovación en nuestro país-, no obstante los enormes progresos que hemos realizado, no está ubicada entre los primeros 20 lugares. Queda de manifiesto que falta muchísimo por avanzar”, comenta Hernán Cheyre, director del Instituto de Emprendimiento FEN de la UDD.

En efecto, si Chile se compara con Bangalore en India, el mercado que ocupa el puesto número 20 en el ranking , la diferencia es abismante, ya que esa ciudad cuenta con startups valoradas en US$ 19 mil millones, mientras que con Silicon Valley, que ocupa el primer lugar, las distancias son simplemente siderales: su ecosistema de startups tiene un valor de US$ 264 mil millones.

A María de los Ángeles Romo, directora ejecutiva de Endevor, los resultados del informe le producen sensaciones mixtas, ya que, por un lado, se puede ver que el ecosistema nacional ha logrado crecer y convertirse en un referente a nivel latinoamericano, pero al mismo tiempo, muestra muchas diferencias de tamaño en comparación con los países desarrollados. “Creo que es un buen momento para reflexionar de qué manera logramos que más empresas impacten. En el desafío de convertir startups en scale ups estamos aún en deuda. Y para lograrlo deberíamos empezar a diseñar, promover y medir programas de softlanding (foco mercado), programas de talentos (foco en el equipo) y programas de financiamiento (foco en crecimiento y segundo valle de la muerte)”, apunta.

Por su parte, Cheyre destaca que el informe menciona como elemento positivo para Santiago, las políticas de apoyo al emprendimiento que se han implementado y también hace referencia al bajo costo relativo de contratar ingenieros, que tienen un salario promedio anual de unos US$ 25.300. “Un paso adicional debe ir en la dirección de aumentar la calidad de los profesionales requeridos para desarrollar proyectos con un mayor componente tecnológico, con especial énfasis en el uso de herramientas digitales. El programa Ingeniería 2030 que Corfo inició el año 2013 apunta a cubrir esta brecha, pero hay que seguir avanzando con muchas otras iniciativas, en la línea de generar capacidades de capital humano calificado para insertarse en el mundo de la nueva revolución industrial que está teniendo lugar, partiendo por la educación técnico-profesional. Si no lo hacemos, quedaremos eliminados de la competencia”, agrega.

Radiografía local y desafíos pendientes

El informe hace referencia a la adquisición de ClanDescuento por parte de Groupon en 2010, como el mayor éxito de una empresa local en el mercado internacional y destaca, asimismo, las historias de éxito de empresas como Corfu, el mercado de comida online que reparte a cuatro continentes, y la compañía de turismo Circuito Antártico.

En términos de métricas, el informe asegura que en Santiago la inversión promedio para un emprendimiento en fase temprana es de US$ 41 mil, mientras que en el mundo el monto asciende a US$ 252 mil.

Por otro lado, los datos muestran que en Santiago, el 86% de los desarrolladores ha recibido educación formal en ingeniería de software y se han graduado de una universidad, lo que le permite a la ciudad alcanzar el ratio más alto en Norteamérica y Sudamérica.

Asimismo, el reporte señala que el 8% de las startups santiaguinas ofrecen un plan de stock option a todos sus empleados, aunque el promedio mundial se encuentra en 26%.

Otros datos del estudio son que Santiago cuenta con un 21% de fundadores de startups inmigrantes, en tanto que la media mundial es de 19%. Así también se observa que la ciudad logra un 12% de mujeres fundadoras de compañías emergentes, lo que está bajo el promedio global, que asciende a 16%.

Finalmente, con índices de capital humano preparados por sobre el promedio mundial, la ciudad de Santiago tiene ciertos problemas para abrir su mercado. De hecho, según los datos, solo el 12% de las startups tiene clientes extranjeros, pero el promedio mundial llega a 23%.

US$ 41 mil

es la inversión promedio que reciben los emprendimientos en Santiago. En México es de US$ 52 mil y en Sao Paulo llega a US$ 84 mil.

90%

de la actividad chilena ligada a las startups se concentra en Santiago, según el reporte.

US$ 264 mil millones

es el valor que tiene el ecosistema de startups de Silicon Valley, que es el mayor del mundo.

US$ 71 mil millones

es la valorización de las startups ubicadas en el área de Nueva York, la segunda mayor del mundo.

16%

es la tasa de emprendimientos liderados por mujeres en el mundo, mientras que en Chile llega a 12%.

Pablo Tirado 


Fuente: El Mercurio