Peticiones del subsidio han aumentado 4,4% el último año y 35% en media década:
Solicitudes de seguro de cesantía suben y proyecto de ley está ad portas de aprobarse en el Senado
26.01.2015

Presidenta de la comisión de Trabajo de la Cámara Alta, Adriana Muñoz, espera que la iniciativa sea votada en la sesión de este miércoles 28 de enero. De lo contrario, la discusión pasaría a marzo.  


Nelson (36) fue despedido el pasado martes de su trabajo. En la empresa donde se desempeñaba como vendedor estaban reduciendo costos y reestructurando las áreas de la organización, por lo que tuvieron que tomar la decisión de echar a varios empleados para hacer frente a los resultados cada vez más recatados de la compañía y él fue uno de los desafortunados. Para hacer frente a la situación de cesante y tener un sustento económico en esta transición mientras encuentra un nuevo trabajo con tranquilidad, Nelson decidió ir a solicitar el seguro de cesantía al día siguiente de su despido, por lo que se presentó con su finiquito y carnet de identidad en mano ante la oficina de la Administradora de Fondo de Cesantía (AFC) de Teatinos, en pleno centro de Santiago.

Y como él, en octubre de 2014, casi 96 mil afiliados al seguro de cesantía solicitaron cobrar el subsidio, cifra que subió 4,4% respecto del mismo período de 2013, según las últimas cifras de la Superintendencia de Pensiones. Pero el incremento de las peticiones no solo tiene relación con el deterioro del mercado laboral, sino que ha tenido un crecimiento progresivo en los últimos cinco años. En octubre de 2010, hubo 71 mil solicitudes y en el mismo mes del año pasado, la cifra ascendió a casi 96 mil, registrando un crecimiento de 35% en el último quinquenio. “Efectivamente ha habido un incremento de las solicitudes aceptadas y esto responde, en gran parte, al comportamiento que tuvo el índice de desempleo durante 2014”, explican desde la consultora previsional Alfredo Cruz. Sin embargo, advierten que incluso al cierre del año varios expertos esperaban un indicador más pesimista de lo que terminó siendo.

Cambios al seguro

En medio del deterioro del mercado laboral, del leve aumento de la tasa de desempleo y del aumento de las solicitudes por el subsidio, la Presidenta Bachelet dio luz verde en La Moneda al proyecto de ley que pretende fortalecer las prestaciones del seguro de cesantía. La iniciativa ya fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados y ahora espera ser votada en el Senado. La presidenta de la comisión de Trabajo de la Cámara Alta, Adriana Muñoz, señala que este miércoles podría aprobarse. De lo contrario, la iniciativa quedaría para marzo.

El proyecto de elevar los porcentajes del beneficio monetario para quienes pierdan su trabajo pretende ayudar a solventar sus gastos a quienes hayan quedado sin empleo. “Los beneficios concretos que trae el mejoramiento al seguro de cesantía harán que la situación de las personas que pasan por un período de cesantía sea más llevadero, porque el fondo se destina exclusivamente para aumentar los porcentajes de remuneración de reemplazo”, explica el subsecretario de Previsión Social, Marcos Barraza.

“Este es un proyecto de ley que busca aprovechar mejor los recursos acumulados por ciclos de menor uso gracias al alto empleo que hubo el último quinquenio”, comenta el diputado (UDI) Patricio Melero. El parlamentario añade que esta iniciativa “llega en un momento muy oportuno, porque Chile está teniendo peores resultados en la generación de empleo y obviamente su implementación se hace también cargo de darles un buen uso a los cuantiosos recursos acumulados”.

Montos mayores

Hace tiempo que venía dando vuelta la idea de legislar para aumentar la cobertura del seguro. Y la determinación se tomó, en parte, porque los montos acumulados en las Cuentas Individuales por Cesantía superaban los US$ 5 mil millones a julio de 2013. Y en el caso del Fondo de Cesantía Solidario, los montos apozados llegaban a US$ 2 mil millones. Según un informe realizado en diciembre de 2014 por la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, en los últimos dos años, las Cuentas Individuales y el Fondo de Cesantía Solidario han mostrado una tasa de crecimiento anual promedio de 29% y 34% real, respectivamente. “Tales valores son el resultado de una sostenida acumulación de recursos en ambos fondos desde la creación del sistema, que se explica por una baja relación entre sus respectivos egresos e ingresos: 50% para las Cuentas Individuales y 12% para el Fondo Solidario (julio de 2013)”, cita el documento.

Por ello, se propuso que los porcentajes de cobertura aumenten. El subsecretario Barraza señala que, por ejemplo, hoy una persona que accede al seguro de cesantía cobra en el primer mes un 50% de su remuneración, mientras que cuando se apruebe el proyecto de ley esa tasa de reemplazo subirá a 70%. “Ese es un beneficio concreto que se siente en los gastos del mes cuando se está en situación de cesantía”, dice la autoridad.

Además, se incrementa en un mes de beneficio a los trabajadores a plazo fijo, que hoy cuentan solo con dos pagos. “Un mes más de recibir parte de mi remuneración (35%) puede hacer la diferencia si estoy a la espera de un nuevo trabajo”, señala el subsecretario.

La senadora Adriana Muñoz asegura que tiene este proyecto en tabla como prioridad, justamente por los montos acumulados y por la “situación de inestabilidad laboral”.

Compañía al cesante

Otro de los positivos cambios que contempla este proyecto es que incentiva al cesante a buscar un nuevo trabajo. “Se amplía el acceso a la Bolsa Nacional de Empleo a todos los trabajadores, no solo a los que están afiliados al seguro de cesantía”, asegura Barraza y agrega que con ello se aumenta la empleabilidad al dar facilidades para la reinserción laboral poniendo a disposición de todos los trabajadores mayores de 18 años el uso de este instrumento, que también abre oportunidades de capacitación laboral. Este modelo se asemeja al de países desarrollados, donde se les brindan cursos a las personas para potenciarlas ante la búsqueda de un nuevo puesto de trabajo.

Un cambio muy importante que trae este proyecto es el incentivo a la búsqueda de un nuevo trabajo, porque se amplía el acceso a la Bolsa Nacional de Empleo a todos los trabajadores, no solo a los que están afiliados al seguro de cesantía”.

MARCOS BARRAZA

SUBSECRETARIO DE PREVISIÓN SOCIAL

Aprobación

El proyecto ya fue despachado por unanimidad en la Cámara de Diputados.

María Paz Infante H. 


Fuente: El Mercurio