Chilenos duran en promedio 5 años en sus empleos
25.12.2016

Cifras de Michael Page revelan que entre los 25 y 35 años es el rango etario donde más rotación laboral se produce en Chile, representando el 33% de la movilidad en nuestro país.


Se estima que los trabajadores chilenos duran, en promedio, unos cinco años en sus empleos. Así lo muestran las últimas cifras de la empresa de reclutamiento Michael Page, que muestra que entre los 25 y 35 años es el rango etario donde más rotación laboral se produce en Chile, representando el 33% de la movilidad en nuestro país.

Así, algunos factores que impulsan este fenómeno son los salarios, la proyección laboral, el rubro y el estatus.

La movilidad laboral se puede analizar desde diferentes perspectivas, siendo las más comunes el salario, el tipo de cargo y las motivaciones a cambiar de trabajo. Por ejemplo, los gerentes de primera línea cambian en promedio cada cinco años, los de jefatura o cargos de coordinación lo hacen entre los tres y cinco años, mientras que aquellos que apuntan a personal de soporte duran entre seis meses y un año.

Los colaboradores que más rotan son “principalmente hombres de entre 25 y 35 años con una movilidad del 25%. Y las mujeres de esa edad lo hacen en promedio un 21%. Mientras que dentro de este rango etario el cambio varía hasta en un 33%”, explica Conzuelo Pi, Manager de Michael Page.

Para la experta, los factores que influyen en la rotación son, entre otros, salarios desajustados y en promedio más bajos en relación con otros mercados, la gestión de equipos, el estatus, el liderazgo organizacional, la autonomía y el tamaño de la empresa.

Además, las compañías que más sufren este fenómeno son las industrias de retail , consumo masivo, servicios financieros y manufactura.

“Las consecuencias para las empresas pueden ser el desarrollo de talentos, la fuga de conocimiento específico, cambio en los niveles de productividad, así como también en los programas de capacitación y en los costos de rotación (contratación, capacitación)”, asegura Conzuelo Pi.

Cambio bien pensado

Y dice que cambiarse de trabajo en el momento indicado es sano. Sin embargo, lo que hay que cuidar es que el cambio sea una decisión con justificación y no que se tome de forma apresurada.

“Debido al escenario de incertidumbre económica en el que actualmente se encuentra Chile, los ejecutivos se demoran y les cuesta más decidir tomar una nueva oferta laboral”, dice Pi.

Por otro lado, la experta asegura que la poca permanencia en el trabajo puede causar algunos problemas a los colaboradores.

“El constante cambio de una organización a otra podría afectar negativamente al trabajador si rotan de empresas en lapsos muy cortos de tiempo. Esto puede demostrarle al empleador que el colaborador posee inestabilidad laboral, mala toma de decisiones, perfil mercenario, que solo le interesa el dinero o incluso bajo compromiso organizacional del colaborador, entre otros problemas”, concluye Conzuelo Pi.

LOS COLABORADORES QUE MÁS ROTAN SON PRINCIPALMENTE HOMBRES DE ENTRE 25 Y 35 AÑOS CON UNA MOVILIDAD DEL 25%.


Fuente: Economía y Negocios