Dificultad para lograr acuerdo extendería el debate previsional todo 2017
22.12.2016

Autoridades aseguran que están haciendo importantes esfuerzos para alcanzar un consenso que permita elaborar un proyecto de ley que haga posible una tramitación expedita. Sin embargo, en el sector advierten que en época de precampaña presidencial el escenario se complica.  


El año que está a punto de concluir estuvo marcado por el debate previsional. Un movimiento en contra del sistema, llamados a cambiarse al fondo E de las AFP, la entrevista del creador del modelo previsional chileno, José Piñera, en un canal de televisión y el anuncio que realizó la Presidenta Bachelet en una cadena nacional en agosto pasado, en el que instruyó a los distintos actores a alcanzar un acuerdo nacional que permita mejorar las pensiones. Sin embargo, la gran incógnita sigue siendo de qué manera se alcanzará el objetivo, considerando que comienza la recta final del actual gobierno y que aún existen espacios de discrepancias relevantes entre la industria, el Ejecutivo y los parlamentarios.

Uno de los mayores obstáculos estaría en la discusión en torno al destino que debe tener la cotización adicional del 5% con cargo al empleador que anunció la Mandataria.

Si bien el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, no ha querido dar plazos, algunas autoridades han entregado pistas acerca del futuro que tiene una eventual reforma previsional en lo que resta de esta administración. “Este gobierno va a dejar propuestas sobre la mesa”, señaló hace un mes el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco. Sin embargo, Valdés salió rápidamente a aclarar este punto y aseguró que eso no es lo único que busca hacer el Gobierno, sino que los esfuerzos están puestos en un acuerdo que permita presentar un proyecto de ley. En tanto, la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, ha sostenido que el Ejecutivo aspira a enviar la iniciativa al Congreso durante el primer semestre de 2017.

Consultado por si el Ejecutivo alcanzará a ingresar el proyecto de ley, Valdés afirma que “es prematuro especular sobre resultados, menos aún cuando se trata de algo que no depende solo del Gobierno, sino que involucra a muchos actores”. El ministro añade que como Ejecutivo, están haciendo “grandes esfuerzos para un acuerdo que nos permita elaborar un proyecto de ley, que se discuta con amplios consensos previos que hagan posible una tramitación expedita”.

En tanto, la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, comenta: “todos coincidimos en que no es aceptable que el 70% de las pensiones que entrega el sistema de AFP esté bajo la línea del sueldo mínimo. Por su indignidad, todos estamos comprometidos con la necesidad de lograr acuerdos en tiempos razonables”.

Debate de campaña

No obstante, algunos estiman que el inicio de la carrera presidencial que se avecina podría complicar el escenario. El presidente de la Asociación de AFP cree que eso hace más difícil alcanzar un acuerdo. “Ya tenemos una precampaña presidencial con precandidatos desplegados, y lo que ellos hacen es tratar de marcar diferencias. En ese sentido, en un ambiente de diferenciación, se hace más difícil lograr acuerdos”, manifiesta. De todas maneras, añade que no es imposible, pero que es menos probable que hace tres meses.

El presidente de AFP Habitat, Juan Benavides, señala que no es una tarea fácil lograr un proyecto de ley, ya que el objetivo principal debe ser obtener mejores pensiones, y eso requiere tomar medidas que no son populares, y muchas de ellas tienen impacto en el largo plazo. Y agrega que “estamos viviendo un período en que muchas decisiones se toman en base a si van a tener apoyo popular o no, sin considerar lo mejor para la gente y para el desarrollo económico del país”.

Pero para otros, es prácticamente imposible que el Gobierno no avance en este tema. El presidente de la comisión asesora presidencial sobre el sistema de pensiones 2015, David Bravo, sostuvo en una reciente entrevista con “El Mercurio” que “más que frustrante, sería inexplicable” que el Gobierno no haga nada en materia previsional.

Andras Uthoff, economista y miembro de la comisión Bravo, plantea que el país necesita una verdadera reforma, y advierte que “una ley corta mal diseñada puede generar un congelamiento por años del verdadero debate que el país necesita”.

Altos ejecutivos de la industria se inclinan por que el Ejecutivo anuncie el envío del proyecto de ley en el mensaje presidencial del 21 de mayo del próximo año.

El 5% complica el pacto

Más allá de las distintas propuestas sobre qué camino escoger para elevar las pensiones, lo que más complica el debate son las diversas posiciones sobre cómo debiese dividirse el 5%. La industria ha recalcado que debiese ir completo a las cuentas individuales; pues de lo contrario, la medida afectaría a la clase media. No obstante, el ministro de Hacienda -quien está liderando el trabajo para alcanzar un acuerdo en materia previsional- aún no ha dado luces concretas del destino que tendrá el 5% y, de hecho, ha enfatizado en que el debate todavía no llega a esa fase. De todas formas, ha estimado que parte de ese porcentaje se destinará a más solidaridad que puramente a las cuentas individuales (privadas).

Si bien aún no está claro el destino de la cotización adicional, trascendió que el Ejecutivo estaría mirando algunos ejemplos internacionales, como el modelo de “cuentas nocionales” que tiene Suecia.

Pero esa no es la única propuesta. David Bravo ha planteado que el 3% vaya a las cuentas individuales y el 2% restante pueda ir a fortalecer los recursos del Pilar Solidario. Esto, considerando que para el economista, se debe aumentar esta cobertura del 60% al 80% de la población más vulnerable.

Por su parte, Uthoff opta por otro camino: para él, la cotización adicional debiese ir en su totalidad a solidaridad.

Pese a que aún no existe consenso respecto al 5%, el Ejecutivo plantea cuatro líneas que debiera considerar una reforma. Para el ministro Valdés, uno de los ejes centrales es que los cambios que se propongan sean sostenibles en el tiempo. Además, las modificaciones al sistema deben considerar ajustes que mantengan e incluyan los incentivos, para que las personas trabajen, coticen y se formalicen.

Por otra parte, Juan Benavides apuesta por que la reforma debe buscar mejorar las pensiones actuales y futuras de forma sostenible. “Para esto último, debemos aumentar al menos un 5% la cotización en las cuentas individuales y revisar la edad de jubilación futura”, afirma.

Trabajo político

El Gobierno está concentrado en buscar acuerdos entre los representantes de todos los partidos. 

María Paz Infante 


Fuente: El Mercurio