Desempleo en la construcción volvería al nivel post crisis 2009
26.12.2016

Hasta 80 mil personas menos se requerirían en la industria, según proyecciones de la CChC para el próximo año.


Proyecciones poco auspiciosas son las que tiene para el próximo año la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). Ayer, el gremio dio a conocer las cifras de su último informe de Macroeconomía y Construcción (MACh), que, entre otras conclusiones, mostró que el desempleo en el sector avanzará hasta llegar a 10,1% durante 2017, el nivel más alto desde 2010, año posterior a la crisis subprime.

“El sector construcción emplea en promedio a 750 mil personas. Con ese 10% estamos hablando de entre 50 mil y 80 mil personas menos. Una cifra de este tipo es la que vimos después de la crisis subprime”, indicó el gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado.

“Este resultado es coherente con un deterioro de las expectativas y una caída de la actividad inmobiliaria producto de la contracción de la demanda y condiciones restrictivas de acceso al crédito”, dijo, añadiendo que para este año se espera que el indicador cierre en torno al 8,8%.

Otro de los resultados que arrojó el análisis tuvo que ver con la inversión en el sector, la que caería 0,2% este 2016 y 0,1% el próximo año.

“Con 2017 sumaremos tres años con números rojos (…) Esto es una clara manifestación de la debilidad de la economía y del estancamiento de las decisiones de inversión”, lamentó el presidente de la CChC, Sergio Torretti.

En cuanto a la venta de viviendas nuevas, la CChC señaló que al tercer trimestre del año se aprecia un retroceso de 36% respecto de 2015 a consecuencia del adelanto de compras en el año previo inducido por la entrada en vigencia del IVA a la vivienda. En esa línea, proyectó que la comercialización de nuevas unidades se mantendrá durante 2017 en un nivel similar al de este año. “No obstante, si la coyuntura económica se deteriora, ésta podría disminuir en torno a 5%”, dijo Hurtado.

Para Santiago, en tanto, ven que este año terminará con un retroceso estimado de 40% en relación a 2015.


Fuente: La Tercera