Iniciativa fue aprobada ayer por la Cámara y hoy vota la sala del Senado:
Proyecto que fija cuotas de inclusión en empresas enfrenta última etapa
22.03.2017

Las compañías con más de 100 trabajadores deberán tener al menos un 1% de personas en situación de discapacidad.  


Con 106 votos a favor, uno en contra y una abstención, la sala de la Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto de ley que incentiva la inclusión laboral de personas en situación de discapacidad.

La iniciativa -que venía de comisión mixta y que será votada hoy en la sala del Senado- plantea que en las empresas u organismos públicos con una dotación anual de 100 o más funcionarios, un 1% de los trabajadores deben ser personas en situación de discapacidad.

La ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, señaló que el proyecto “nos abre el espacio hacia la justicia y para reducir las brechas de desigualdad que tenemos en nuestro país a pesar de los avances en materia laboral y de género”. Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, indicó que “este es un buen proyecto, ya que inicia el pago de una deuda con las personas con discapacidad que requieren empleabilidad, requieren que la sociedad de conjunto contribuya a aquello”.

Originalmente, el texto señalaba que solamente las empresas grandes (200 trabajadores o más) debían tener al menos un 1% de personas en situación de discapacidad. A medida que se avanzó en la discusión, algunos parlamentarios propusieron aumentar la cuota a 2%, pero rebajar el número de trabajadores de la empresa a 100 o más, con lo que se incluiría a las pymes (50-199 trabajadores).

Para el abogado laboral de Libertad y Desarrollo, Sergio Morales, el proyecto tiene un buen propósito al imponer a las empresas la inclusión de las personas en situación de discapacidad, pero cree que “la cuota es una medida simplista al no ir acompañada de incentivos, como capacitaciones, que sean una real incorporación de las personas con discapacidad al mercado laboral”.

Fiorenza Gattavara 


Fuente: El Mercurio