Pensiones: Gobierno evalúa que 3% de la cotización adicional vaya a cuentas individuales
17.03.2017

Este dinero, eso sí, no sería administrado por las AFP, sino que por un organismo estatal que tendría esos montos individualizados por cotizante. Además, este aumento no será heredable, a diferencia del 10% obligatorio actual.


Por ahora, hay dos cosas claras respecto del 5% adicional de cotización -con cargo al empleador- propuesto por el gobierno. Lo primero, dice relación con que las AFP no formarán parte de la administración de ese dinero, y lo segundo son los pilares en los que se distribuirá el porcentaje adicional: un fondo destinado a las mujeres, solidario o de reparto y cuentas individuales.

La duda, sin embargo, está en cómo se distribuirán los porcentajes entre los tres pilares, además de quién se hará cargo de la administración de ese monto. Fuentes cercanas al proceso aseguran que durante abril se debería tener mayor claridad. Es que el Ejecutivo ya ha estado evaluando y planteando a parlamentarios de la Nueva Mayoría y a algunos actores de la industria, una de las fórmulas que evalúan para distribuir la mayor cotización.

La idea, señalan legisladores que han sido convocados, es que entre un 0,5% y un 0,7% de la cotización adicional se destine a un subsidio permanente a la jubilación de las mujeres.

Luego, entre un 1% y un 1,3%, se destinaría a un beneficio para la tercera edad, el cual podría ser a través de un subsidio directo o un seguro. Este pilar, que emula el sistema de reparto, buscaría financiar la pensión de quienes llegan a la cuarta edad y sería transitorio hasta que comiencen a jubilarse las personas que comenzaron a cotizar por el 15%, destacan.

Así, el porcentaje restante, que sería de a lo menos un 3%, se destinaría a cuentas individuales de cada trabajar. Pero no a las que existen hoy administradas por las AFP, sino que estarían en un organismo público que, señalan, podría ser una AFP estatal o incluso una aseguradora del estado.

El dinero que ingrese a esas cuentas se registrará a nombre de cada cotizante, sin embargo sólo podrá ser destinado a las pensiones y no será dinero heredable como sí lo es el 10% de cotización actual.

El planteamiento, eso sí, aún no logra generar consenso en el oficialismo. Entre los factores que dividen estaría el pilar de reparto y los plazos de implementación.

En ese sentido, un parlamentario destaca que “entre otras cosas, la aprobación depende de la implementación y el nivel de gradualidad. La propuesta implica un aumento del orden del 25% de las pensiones, pero es necesario que se haga ahora. Hay quienes plantean que la implementación demore 10 años, pero eso no tiene impacto económico ni político”.

En esa línea, fuentes al interior del Ejecutivo destacan que “toda política pública tiene que tener impacto cercano en el tiempo, no puede ser todo tan a largo plazo”.

En la industria la idea no ha sido bien vista desde un comienzo, no por el incremento en la cotización, sino por quienes se harán cargo de la administración. Además cuestionan que los recursos no se destinen, en su totalidad, a las cuentas individuales.

Así, un alto ejecutivo del sector explica que “con la propuesta del gobierno, Chile pasaría a ser el país con el mayor componente de reparto dentro de los países con sistemas de pensiones desarrollados. Ni Holanda ni Suecia ni Dinamarca ni Noruega tienen reparto en el segundo pilar”.

Todo, en un escenario en que se esperaba que esta semana se retomara la mesa política por pensiones, luego de que estuvieran paralizadas durante febrero; sin embargo, ésta fue pospuesta para la próxima semana.

Los plazos

Al interior del oficialismo habría quienes presionan para que el gobierno presente el proyecto de reforma al sistema previsional antes del 1 de mayo, grupo liderado por el Partido Socialista. Sin embargo, esta alternativa habría sido descartada por La Moneda.

Fuentes de Palacio destacan que la decisión de presentar un proyecto está zanjada, pero que no sería antes del 21 de mayo.

A comienzos de marzo, la Presidenta Michelle Bachelet señaló en que “en un mes veremos dónde hay acuerdo y desacuerdo”.

Cabe recordar que a comienzos de agosto de 2016, en cadena nacional, la Mandataria dio a conocer que en un plazo máximo de 10 años aumentarían hasta un 15% las cotizaciones. “Permitirá crear un pilar de ahorro colectivo solidario: una parte de él permitirá aumentar las actuales pensiones y otra parte será destinada a lograr más equidad en las pensiones futuras de los actuales trabajadores que cotizan”, detalló en la ocasión.


Fuente: Pulso