Desde julio de 2016, cuando comenzaron los reiterados llamados a migrar de los multifondos más riesgosos
AFP: afiliados que se cambiaron al fondo E dejaron de ganar entre $554 mil y $3,2 mills.
15.11.2017

En la industria aseguraron que una persona que migró del A al más conservador en ese período dejó de percibir una cifra equivalente a casi cuatro años de cotización.  


La alta rentabilidad que exhiben este año los fondos de pensiones a mediano y largo plazo generó críticas a la estrategia del movimiento “No+AFP”, que hizo reiterados llamados desde julio de 2016 para que las personas migraran al fondo E con el fin de hacer “colapsar” el sistema.

Según un ejercicio de la Asociación de AFP que considera afiliados promedio con $20 millones de saldo en su cuenta individual, quienes se cambiaron al fondo más conservador y siguen ahí dejaron de ganar entre $554 mil (en el caso de los que su fondo de origen era el D) hasta $3.238.000 en el caso de quienes migraron desde el A. En tanto, los afiliados que se cambiaron desde el selectivo B dejaron de ganar $2.466.000 y quienes abandonaron el C para irse al más conservador del sistema, perdieron la oportunidad de haber percibido casi $1,5 millones (ver infografía) .

Si bien el objetivo del movimiento “No+AFP” era hacer colapsar el sistema, esa situación no ocurrió y lo que sí exhibieron quienes se cambiaron al fondo E fue perjudicial para sus ahorros previsionales. Entre el 25 de julio de 2016 -fecha en que comenzaron los llamados masivos del movimiento a migrar al multifondo E- y el 31 de octubre de 2017 el fondo A rentó 18,2% real, casi ocho veces más que el más conservador.

Este tipo de recomendaciones generan a largo plazo un negativo efecto en las pensiones. El gerente de Estudios de la Asociación de AFP, Roberto Fuentes, señaló que “si un afiliado joven, obedeciendo la recomendación del grupo liderado por (Luis) Mesina se cambió del fondo A al E, dejó de ganar una cifra equivalente a cerca de cuatro años de cotizaciones, lo que perjudicará su pensión futura”.

Fuentes recordó que los multifondos A y E son voluntarios, por lo que no están considerados en la asignación por default que establece la ley para quienes no eligen en qué selectivo estar. Manifestó que quienes se encuentran en el A y el E es porque los eligieron como alternativa de inversión. “Las recomendaciones de fondo de pensiones a nivel masivo no corresponden porque la elección de fondo se encuadra en aspectos personales y no grupales, tales como la edad o años que resten para la jubilación, tolerancia personal al riesgo, la existencia de otros ingresos o patrimonio que complementen la pensión, entre otros aspectos”, sostuvo.

En este contexto, criticó: “Es lamentable que se juegue con el patrimonio de los trabajadores y es deseable que los afiliados tomen conciencia del daño que les causaron”. El ejecutivo del gremio añadió que los ahorrantes deben saber que “los fondos de pensiones tienen un fin previsional y no son una herramienta de acción política, ya que el sistema de multifondo está diseñado para absorber cambios de fondo masivo, donde esas decisiones no afectan a las AFP y solo podrían dañar el ahorro de los afiliados”.

Mejoras a la elección de multifondos

Para Fuentes, existen mecanismos de mejora que permiten ayudar a las personas a estar más conscientes e informadas sobre su situación previsional. Recordó que hay entidades autorizadas para hacer sugerencias individuales, además de las AFP. “Un tema a estudiar sería cómo incorporar al marco legal a instituciones o personas que hacen recomendaciones públicas”, dijo.

Planteó que se podría establecer por ley que los trabajadores deban ratificar con cierta periodicidad el fondo elegido si es que está fuera del recomendado según tramo etario. “Otros países han establecido un período de tiempo mayor antes de que se materialice el cambio de fondo o limitan el número de cambios en un año para que la decisión se encuadre con visión de largo plazo”, explicó.

“Es lamentable que se juegue con el patrimonio de los trabajadores y es deseable que los afiliados tomen conciencia del daño que les causaron”. ROBERTO FUENTES GERENTE DE ESTUDIOS ASOC. DE AFP

Ocho veces

más de rentabilidad acumula el fondo A respecto del E desde que empezaron los llamados a cambiarse -el 25 de julio de 2016- al cierre de octubre de este año.

89 mil

afiliados ganó el fondo más riesgoso del sistema, el A, entre enero y septiembre de este año.

17,3%

de las cuentas individuales de afiliados jóvenes están en fondos conservadores de las AFP, con datos a agosto de este año.

¿Cuánto menos percibieron los que se cambiaron en septiembre?

Más de 44 mil afiliados netos (entradas menos salidas) ganó el fondo A en septiembre, su mejor mes en casi dos años. Con ello, quienes habían migrado al multifondo más conservador, E, desde que comenzaron los llamados de “No+AFP” y retornaron al A en septiembre, dejaron de ganar $1.919.769 por el período en que estuvieron en el E. En tanto, quienes se quedaron en ese multifondo desde las recomendaciones y ahora se fueron al B, dejaron de percibir $1.475.451 en sus cuentas individuales. Los que se movieron del más conservador al C, perdieron la oportunidad de ahorrar $876 mil más y en el D habrían ganado $298 mil más.

María Paz Infante 


Fuente: El Mercurio