Outplacement: ¿Qué es y para qué sirve?
28.08.2017

Outplacement surge en Estados Unidos después de la segunda Guerra Mundial como estrategia de apoyo para las personas que eran “desvinculadas”...es decir, despedidas con el objetivo de reducir el lapso del período de desempleo.


Los tiempos cambian generándose factores tales como:

La internacionalización de empresas,

Los TLC,

La competitividad creciente

•        La necesidad de adaptación.

Corrompiéndose así, el esquema del trabajador de antaño, en donde una trayectoria profesional lineal se desplaza hacia una trayectoria de adaptación, de supervivencia y el desarrollo de competencias múltiples.

¿Qué es el Outplacement?

Es una herramienta moderna de recursos humanos...conocida también, como desvinculación programada o asistida para el personal; a través de un proceso de asesoría, apoyo, orientación y capacitación, ya sea para la re-ubicación del empleado a otro puesto, otras funciones o para la asistencia en la búsqueda de un nuevo empleo con condiciones similares en el menor tiempo posible, con el objetivo de evitar trastornos, costos, deterioro del clima laboral, fuga de talentos y la reducción de la productividad en general de la empresa.

¿Quiénes?

En el Outplacement van a participar el personal de Recursos Humanos, Gerentes, Defes, Sindicatos, etc. Este enfoque geren-cial pretende asistir a los desvinculados por un período prudencial de 6 meses; ya sea por cambio de funciones o por despido.

¿Cuándo?

El Outplacement ocurre cuando una empresa está en “Downsizing” o en Re-ingeniería. Por lo general es inevitable que se tome la decisión de rotar al personal según sus capacidades y aptitudes. También es más inevitable recortar personal para lograr el “Rightsizing”; es decir, el tamaño óptimo de la empresa para su mayor eficiencia y máxima rentabilidad.

¿Por qué?

Todos hemos escuchado el concepto “Human Rights”; sin embargo, poco se habla de “Human Responsabilities”. En este caso la responsabilidad del empresario es para los que se van; así como para los que se quedan. Lo que se busca es eliminar los sentimientos de inseguridad al miedo de ser despedidos. La reputación de ser justos y terminar en buenos términos, será como un imán para mantener a nuestros mejores empleados satisfechos y también, promover la captación de nuevas unidades talentosas.

¿Para qué?

Para que las personas puedan transformar el problema, en una oportunidad nueva para identificar sus talentos, sus competencias, sus destrezas y sus habilidades; realizando un proceso completo de re-ingeniería personal. Esto ayudaría grandemente, a la persona desvinculada a reorientar sus objetivos y metas profesionales, que pueden ser entre otras:

Conseguir un trabajo similar con más  ingresos.

Cambiar a otra actividad o rama de mayor interés.

Convertir sus competencias en un  Outsourzing de algún talento o habilidad que pueda ofrecer como empresario independiente.

¿Cómo?

Este proceso de Outplacement se puede brindar en las empresas de manera permanente, a través de un asesor interno o externo con el objeto de orientar al personal en la toma de decisiones en el ámbito laboral. Además, es un valioso mecanismo de apoyo al personal, que tratará de evitar los trastornos, conflictos, depresiones, sentimientos de frustración y fracaso.

Comparando el Outplacement con el Fútbol: “No todos podemos ser porteros, delanteros o medio campo. Es a través de una distribución equilibrada de talentos que se logra el equipo ganador.


Fuente: RR.HH Web