El nuevo paradigma laboral en Chile
28.05.2017

EN NUESTRO PAÍS SE ESTÁN DESARROLLANDO NUEVOS MERCADOS QUE ABREN INTERESANTES OPORTUNIDADES EN DIVERSAS ÁREAS COMO INGENIERÍA, OPERACIONES Y LOGÍSTICA.


A pesar de que el actual panorama económico sigue definiéndose como inestable, está empezando a dinamizarse gracias a que en Chile, poco a poco, se están desarrollando nuevos mercados que abren interesantes oportunidades para los profesionales de diversas áreas.

“La economía va lenta, pero hay muy buenas oportunidades en las áreas de ingeniería, operaciones y logística”, asegura Hugo Álvarez, business manager de ILC Group.

En el caso de la minería, existen proyectos de explotación de otros minerales, tales como el litio. Asimismo, el sector está repuntando después de un período difícil que se vivió por los bajos precios del cobre el año pasado.

Aún así, el analista dice que necesario mentalizarse de que los cambios y la inestabilidad serán parte del panorama normal del mundo del trabajo en los próximos años.

BAJAN LOS SALARIOS

Pilar Cruz, senior consultant de Mining Division en Michael Page, explica que esta tendencia va acompañada de una baja en la remuneración de los perfiles de ingenieros de distintas especialidades para un 80% de los casos.

“Las remuneraciones se redujeron entre un 10% y un 20% en comparación con períodos anteriores, lo que representa entre uno millón y tres millones de pesos líquidos menos en sus bolsillos”, explica la experta.

Cruz considera que si bien el panorama se ve más optimista debido al repunte en las contrataciones, el momento aún es difícil dado que la industria está teniendo un proceso de adaptación lento a los vaivenes del mercado.

INDUSTRIA

Para sus áreas operacionales, la industria está requiriendo profesionales provenientes del sector técnico, de mantenimiento, producción, ingeniería, calidad y prevención de riesgos.

Estos perfiles, muy valorados por sus competencias, no tienen personal a cargo, por lo que la renta de dichos trabajadores ronda entre $800.000 y $1.200.000 líquidos.

Por ROSA MARTÍNEZ


Fuente: Economía y Negocios