Sindicatos envían dura carta a la DT y advierten judicialización si se regula a grupos negociadores
30.01.2017

Misiva suscrita por 26 organizaciones sindicales surge luego que el director del Trabajo reconociera que en el organismo fiscalizador analizan si se puede aplicar “por analogía” los procedimientos de negociación de sindicatos a los grupos negociadores.


Una fuerte ofensiva activó la semana pasada el frente sindical paralelo a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT): “Trabajadores por una mejor Reforma Laboral”, luego que en entrevista con PULSO el director del Trabajo, Christian Melis, admitiera que se está analizando si se puede aplicar “por analogía” el procedimiento de negociación colectiva de sindicatos a grupos negociadores.

A través de una carta firmada por 26 organizaciones sindicales correspondientes a confederaciones, federaciones y sindicatos, se informó al titular del organismo fiscalizador su rechazo frente a una posible regulación de los grupos negociadores.

“Si usted o sus subalternos concretizan este dictamen, anunciamos desde ya que lo impugnaremos por todas las vías políticas y jurídicas, y judicializaremos cada grupo negociador que se constituya en las empresas en que trabajamos y que amenacen la libertad sindical. En vez de solucionar un problema, sólo generará nuevos conflictos con el servicio como protagonista”, alerta la misiva firmada por Andrés Giordano, consejero de la CUT y presidente del sindicato de Starbucks; Claudia Muñoz, del sindicato de Aguas Andinas; y Cristián Gómez, de Sinate (Sindicato Interempresas Nacional de Telecomunicaciones).

La carta complementa a Melis: “Le instamos a asumir -y así transmitirlo a quienes lo están presionando- que los grupos negociadores quedaron desregulados en la ley y esto no puede ser corregido a través de un simple dictamen”.

En ese sentido, el dirigente Andrés Giordano llama a los representantes del empresariado “a dejar de presionar al Gobierno para que regule los grupos negociadores y en vez de eso, dedicarse a trabajar en conjunto con las organizaciones sindicales”.

Entre los fundamentos jurídicos para impugnar un eventual pronunciamento a favor de los grupos negociadores, la carta cita que los fallos del Tribunal Constitucional (TC) -que en el caso de la Reforma Laboral eliminó la titularidad sindical-, “sólo pueden impugnar normas de un proyecto de ley pero en ningún caso ordenar que se dicte una ley en determinado sentido, ya que eso significaría suplantar la labor legislativa que corresponde a otros órganos del Estado”.

Se añade que “tampoco puede la Administración del Estado suplantar dicha labor de creación de normas a través de la emisión de dictámenes, pues el objetivo de éstos es solo ‘interpretar’ la ley existente y no llenar el vacío normativo por el que de manera consciente y deliberada optaron en su oportunidad los poderes del Estado llamados a legislar”.

Palabras de la DT

La semana pasada Melis señaló a este medio: “Hoy estamos haciendo un análisis. La norma constitucional prevé que el procedimiento de negociación colectiva es regulado por el legislador. Estamos viendo cómo juega esa norma en relación a las posibilidades que tendríamos de hacer una regulación sobre el procedimiento, por ejemplo aplicar por analogía el procedimiento de negociación de los sindicatos a los grupos negociadores”

Los sindicatos enfatizan que aplicar por “analogía” el procedimiento de los sindicatos a los grupos negociadores carece de fundamento jurídico, “ya que el legislador jamás pretendió igualarlos -en ninguna fase del debate legislativo- y no resiste un básico cuestionamiento: ¿cómo es posible que a través de la simple “analogía” se pretenda afectar la libertad sindical?”

Concluyen que un eventual dictamen que regule a los grupos, “sólo sería posible entenderlo como la abdicación de la Dirección del Trabajo frente a los intereses empresariales y sus abogados lobistas, causando un severo desprestigio a la institución y una amarga herencia para los funcionarios sobre quienes recaerá diariamente la responsabilidad de explicar lo inexplicable en éste u otro Gobierno”.

Clínicas y DT ven servicios mínimos

La asociación gremial Clínicas de Chile enviará a la Dirección del Trabajo (DT) toda la información que ayude a comprender las complejidades de funcionamiento de esos recintos de salud en el nuevo escenario de la negociación colectiva y huelga. Así fue acordado en una reunión encabezada por el director del ente fiscalizador, Christian Melis, y la gerenta general de la asociación, Ana María Albornoz, para analizar los servicios mínimos que se requerirán en ese sector en caso de huelga.

La información de las clínicas será sumada a otros aportes provenientes del sector salud para construir estándares que combinen el respeto al derecho a huelga con la protección de la vida y salud de los pacientes.


Fuente: Pulso