Precarización del mercado laboral entre 2014 y 2017:
Trabajadores que cotizan por hasta $250 mil caen a la mitad y analistas afirman que ese grupo migró al sector informal
30.07.2017

Los trabajadores de menores ingresos parecen ser los más afectados por la destrucción de puestos de trabajo en el mercado formal.

Según datos de la Superintendencia de Pensiones, en marzo de 2014 había más de un millón de cotizantes en el segmento de ingresos de hasta $250 mil, cifra que cae a 564 mil cotizantes en el mismo tramo en marzo de 2017; es decir, se da una disminución de -48,38% plazas en los tres primeros años de gobierno de Michelle Bachelet (ver infografía).

¿Ahora ganan más y por eso no figuran en el segmento de menores ingresos? No mayoritariamente. En el tramo inmediatamente superior -ingresos de entre $250 mil y $550 mil mensuales- se da un aumento de 165 mil cotizantes (8,3%), cifra que está claramente lejos de compensar la caída que se da en el tramo de menores salarios.

Según Juan Bravo, analista macroeconómico de Clapes UC, detrás de las cifras puede haber dos cosas: que los incrementos salariales hayan hecho que algunas personas suban de tramo de ingreso imponible o que haya un cambio de composición en el empleo (destrucción de trabajo formal y creación de puestos en el mercado informal). Si se hace foco en el segmento de trabajadores no calificados (grupo 9 del INE) se confirma que este grupo está claramente afectado por el deterioro del mercado laboral. Entre el primer trimestre de 2014 y el primero de 2017 se presenta una caída de 30.648 empleos dependientes con cotizaciones previsionales en el grupo de empleo no calificado, afirma Bravo.

Además, el empleo por cuenta propia en este segmento subió en este periodo en 17.912 plazas. “De esta forma, vemos un cambio de composición hacia más empleo informal en el segmento de trabajadores no calificados, afirma Bravo.

675 mil en la vía pública

Según Carlos Ríos, investigador de la Fundación Avanza Chile -vinculada al ex Presidente Sebastián Piñera-, las cifras están dando cuenta de una rápida precarización del mercado formal entre los trabajadores más pobres. Los ocupados que integran este grupo son, por definición, los más expuestos al ciclo económico, puesto que, al estar menos calificados, las empresas tienen menos incentivos para retenerlos.

En la misma línea, la investigadora de LyD, Alejandra Candia, afirma que los datos de la Superintendencia de Pensiones vienen a confirmar lo que ya se estaba evidenciando en otras cifras: que parte del aumento del empleo por cuenta propia tiene su origen en la destrucción de puestos de trabajo asalariado. Según datos del INE, hay 675.549 trabajadores independientes desempeñándose en la vía pública o en sus casas; es decir, 46 mil adicionales respecto a lo que ocurría en marzo de 2014.

“El problema de precarización del mercado laboral afecta los objetivos que se están tratando de alcanzar por parte de este mismo gobierno, que es mejorar las pensiones”, afirma Candia.

Pablo Obregón Castro 


Fuente: El Mercurio