A pocos días de que el Ejecutivo presente un proyecto de ley, el 63% de la población prevé que no mejorarán las pensiones, según encuesta Cadem:
Siete de cada 10 chilenos creen que los propios trabajadores deben decidir si sus fondos son administrados por las AFP o por un ente estatal
31.07.2017

Además, el 66% de las personas asegura que el 5% de cotización extra debiese ir íntegro a las cuentas individuales, mientras que un cuarto apoya la división que propone el Gobierno y que implicaría que, de esa tasa adicional, el 3% se destinaría a cuentas personales con carácter heredable, mientras que el 2% restante iría a un fondo común.  


Actores del mundo previsional, parlamentarios e incluso candidatos presidenciales estaban esperando que esta semana ingresara al Congreso el proyecto de ley que reformará el sistema de pensiones. Sin embargo -en medio de fuertes rumores de que el Ejecutivo aún no concluía sus definiciones-, el pasado martes el Gobierno dilató el envío de la iniciativa para la semana del 7 de agosto.

Así, el plazo que resta es corto, las opiniones son diversas y ya varios actores han reconocido que es una reforma difícil, marcada además, por las complejidades de un año eleccionario.

Sin embargo, en la visión de la ciudadanía parece haber una tendencia clara. El 66% de los chilenos se inclina porque el 5% de cotización adicional que propone el Gobierno -y que será con cargo al empleador- se destine íntegro a las cuentas individuales de los cotizantes, según una nueva versión de la encuesta previsional que realiza Cadem. Ese porcentaje corresponde al peak desde que comenzó a realizarse el sondeo en septiembre de 2016 (ver infografía).

En tanto, un cuarto de los encuestados (26%) estima que el 3% debiese ir a la cuenta personal y el 2% restante a un fondo común, tal como lo propuso la Presidenta Bachelet en abril.

Además, revela que siete de cada 10 personas (71%) creen que debieran ser los propios trabajadores quienes escojan si su ahorro adicional lo administrarán las AFP o un organismo estatal. En tanto, el 15% opina que lo debería gestionar un organismo público, mientras que el 9% prefiere que lo hagan las AFP.

El presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, aseguró que “es muy potente que la gente tenga claro que ellos son los llamados a elegir quién administra sus fondos” y añadió que “demuestra una ciudadanía empoderada, consciente de sus derechos, pero también de sus deberes”. No obstante, advirtió que “la opinión de la gente es muy importante, pero no es el único insumo a la hora de definir políticas públicas”.

El diputado DC y miembro de la comisión de Hacienda Pablo Lorenzini afirmó que, desde el punto de vista político, hoy existe la presión del período eleccionario, “por lo tanto, si se trata de sacar (la ley) muy rápido, será presionada por las elecciones y no por criterios más objetivos tanto sociales como técnicos y financieros”.

Para el parlamentario, “desde el punto de vista social y político, estamos en democracia y lo lógico es que son los fondos de la gente y sean ellos quienes decidan para dónde van los recursos. Pero, desde el punto de vista financiero-técnico, no sé si la gente tiene el conocimiento como para tomar una decisión acertada”.

En tanto, el diputado UDI y también miembro de la comisión de Hacienda de la Cámara Baja Felipe De Mussy dijo que “al parecer nuevamente este Gobierno no va a escuchar lo que la gran mayoría de los chilenos está pidiendo en esta nueva reforma: que toda la cotización vaya a sus cuentas individuales y que puedan elegir quién les administre sus fondos de pensiones”. Agregó que hoy la ciudadanía no apoya la reforma que busca impulsar el Ejecutivo.

De hecho, según la encuesta Cadem, el 63% de los chilenos considera que los cambios anunciados por la Presidenta Bachelet no permitirán mejorar las pensiones de los jubilados.

El 84% piensa que el 2% que irá a fondo común debe ser heredable

Más allá del destino del 5% y de qué entidad será la encargada de administrarlo, otro de los puntos que han generado controversia es el carácter de heredable que tendrá la nueva cotización. El Gobierno plantea dividir esa tasa de ahorro extra que será de cargo del empleador y que un 3% vaya a cuentas personales con plena propiedad del trabajador, mientras que el 2% iría a un Seguro de Ahorro Colectivo.

Bajo el sistema actual, las parejas o hijos heredan los fondos del pensionado en caso de fallecimiento y las personas optarían por que siga siendo así. Según el sondeo, el 84% de los chilenos cree que debiera seguir siendo heredable, mientras que el 13% estima que no debiese serlo.

La mayoría de los encuestados percibe que llamados de grupo “No+AFP” fueron perjudiciales

Los llamados del movimiento “No+AFP” para que los afiliados se cambiaran al fondo E, que comenzaron hace un año, no tuvieron la mejor recepción en la ciudadanía. Entre quienes dicen conocerlos, el 53% considera que quienes decidieron seguir la recomendación del movimiento para migrar hacia el fondo más conservador se vieron perjudicados. En tanto, el 30% percibe que hubo beneficios por esos llamados, según la encuesta Cadem.

La evidencia demuestra que, hasta el momento, esta no ha sido una buena determinación para quienes la siguieron. El A, el fondo más riesgoso, acumula una rentabilidad de 12,5% entre enero y mediados de julio y bordea el 15% real de ganancias en los últimos doce meses. En tanto, el selectivo más conservador del sistema ha rentado 1,73% en el año y solo 3,12% en los últimos doce meses.

María Paz Infante 


Fuente: El Mercurio